Anuncios

DOS CARRERAS, UN MASTER Y UN MOJÓN.

libros-de-segunda-mano-abiertos-830x553

Así estan las cosas.

Resulta que desde pequeña te dijeron que tenías que estudiar para ser alguien en la vida. Tenías que estar preparado para todo y gracias al estudio…lo estarías. Tenías que estudiar para en el futuro tener acceso a un buen puesto de trabajo con el que ganar dinero y poder tener tu independencia.

MENTIRA

Te llevas media vida estudiando, te lo curras día a día, llegas a Bachillerato. Una vez dentro, tras un primer curso un tanto confuso, llega el segundo curso que podrían llamarlo “preparatorio a selectividad”. En este segundo curso todo lo que haces es aprender para superar la prueba de selectividad, para poder acceder a una carrera universitaria…como si la vida fuese solo eso, como si fueses mejor por hacer una carrera. De la existencia de los ciclos formativos me enteré tiempo después…parecía que no había escapatoria. Era selectividad o selectividad.

Pues bien, terminas la selectividad y entras en la carrera universitaria (deseada, obligada o por rutina). Terminas tu carrera universitaria… y decides realizar otra carrera universitaria (esta vez más convencida). Tras terminar dos carreras, con sus correspondientes años , decides realizar un máster para especializarte aún más. Haces el máster y ya por fin tienes todos tus títulos, has conseguido el objetivo, ya tienes tu carrera…

Y aquí, en España, ¿Qué es lo que pasa si tienes una, dos carreras, un máster o cuatro? Exacto, que tienes un MOJÓN. Nada de formarte, terminar tu carrera y colocarte en un puesto de trabajo (y ya no digo un puesto de trabajo relacionado con tus estudios), un puesto de trabajo de cualquier sector.

¿Cuál es el sentimiento que esto produce? Pues para mí el primero es rabia, después impotencia. Rabia e impotencia por llevarte toda la vida estudiando y formándote para acabar en la cola del paro sin ninguna opción a la vista. Impotencia porque sientes que no ha servido de nada tanto esfuerzo, tienes ahí todos tus títulos ¿para qué? porque además nadie los valora. Si te ven te preguntan que si estas trabajando y si dices que no ponen cara rara, incluso en algunas ocasiones me han llegado a preguntar si voy a ser la estudiante eterna… cómo si mi deseo en la vida fuese estudiar, estudiar, estudiar…pues no, mi deseo en la vida, imagino que al igual que el de todos los que se encuentran en la misma situación es encontrar un puesto de trabajo.

Es fácil para la gente decirte que vayas a trabajar al campo (un trabajo muy digno como cualquier otro), el problema es que si hubiese querido trabajar en el campo me podría haber ahorrado 12 años de estudio…¿no? Es una pena, tanto esfuerzo, tanto estudio…para nada.

Y me pregunto: ¿cambiará esta situación en algún momento? ¿podremos optar a un puesto de trabajo? ¿Podremos comenzar a ser independientes económicamente? ¿Valdrán para algo tantos títulos colgados en la pared?